Chimbote Al Día

Desaparecidos por Grupo Colina

Después de 19 años y tres meses, familiares reconocen a víctimas de la violencia política. Según los hallazgos del equipo forense, los nueve desaparecidos fueron atados y asesinados a balazos por el escuadrón de aniquilamiento.

Lindberg Cruzado y Martín Hidalgo.

Ni perdón ni olvido. Para los familiares de los nueve campesinos del Santa, desaparecidos por el Grupo Colina el 2 de mayo de 1992, la herida no ha cerrado.

Los hallazgos del equipo forense encargado de las excavaciones han determinado que los desaparecidos fueron atados y asesinados a balazos en el descampado de Huaca Corral, a 200 metros de la Panamericana Norte, en el distrito liberteño de Guadalupito.

Tuvieron que pasar 19 años y tres meses para confirmar la culpabilidad de Alberto Fujimori, quien durante su primer gobierno ordenó que un grupo de paramilitares, comandado por Santiago Martin Rivas, irrumpiera violentamente en distintas casas del Santa para desaparecer a los nueve campesinos.

El fiscal provincial de Virú, Robert Angulo Araujo, responsable de las investigaciones de este hallazgo, precisó que las víctimas del Grupo Colina fueron ejecutadas de la manera más cruel.

Esto, según dijo, se debe a que los cadáveres fueron hallados todavía atados, sumado a los casquillos de bala encontrados junto a los cráneos con perforaciones de proyectiles de armas de fuego.

“Estas personas fueron eliminadas de la manera más cruel, eso es innegable. Entendemos que son dolorosos estos momentos para los familiares, pero ya llegaron a conocer el lugar dónde enterraron a sus seres queridos”, apuntó.

Alistan informe

Angulo Araujo explicó que recién en 30 días el equipo forense del Instituto de Medicina Legal de Lima entregará su informe sobre los hallazgos, para después entregar los restos a sus familiares y así les den cristiana sepultura.

El sábado, en la primera fosa hallaron los restos de Jorge Noriega Cardozo, Federico Coquis Vásquez y Gilmer León Velásquez, y quedó un cuerpo sin reconocer, que ayer se informó pertenece a Pedro Pablo López Gonzales. En la segunda fosa hallaron los cuerpos de Roberto Barrientos Velásquez y de los hermanos Jorge Luis y Carlos Tarazona More, mientras que en la tercera encontraron los restos de Carlos Barrientos Velásquez y Denis Atilio Castillo Chávez.

El fiscal informó que existe una cuarta fosa a tres kilómetros del lugar, en la que existen cuatro cadáveres, “pero se trataría de otro caso. Eso lo vamos a verificar el lunes”, añadió el arqueólogo forense Flavio Estrada Moreno.

“Encontramos a tus hijos”

Maribel, Mariela, Carmen y Edwin Barrientos Velásquez se quebraron al identificar los restos de sus hermanos Roberto y Carlos. Se abrazaron, lloraron y miraron al cielo para decirle a su madre que está en los cielos que ya encontraron a sus hijos, sacados a la fuerza de su casa por el Grupo Colina para después desaparecerlos.

“Madre, tú que estás en el cielo, ya encontramos a tus hijos. Te prometimos antes que partas de este mundo que no descansaríamos hasta encontrar a Roberto y Carlos. Aquí están, madrecita, vamos a sepultarlos como siempre fue tu deseo, vamos a decir ‘descansen, hermanitos’”, dijo llorando Carmen Barrientos, abrazando a Edwin.

Por su parte, Nancy Reyes Sáenz reconoció los restos de su esposo Carlos Tarazona More y de su cuñado Jorge Luis Tarazona More.

Entre lágrimas, Nancy contó que cuando se llevaron a su esposo tenía 29 años, y ya tenían dos hijas, una de 6 y otra de 4 años.
Por otro lado, Jorge Noriega Cardozo reclamó cadena perpetua para los asesinos de su hijo Jesús Noriega Ríos y de los demás campesinos desaparecidos del Santa.

En ese sentido, pidió también que Alberto Fujimori no sea indultado porque “él creó el Grupo Colina, él dio luz verde para todos los asesinatos y los atropellos”.

Datos

Reparación. El obispo de Chimbote, monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, pidió al Estado que compense a los familiares de los nueve campesinos desaparecidos en el Santa. Dijo que la vida de un ser humano no tiene precio, pero la reparación civil sería lo más justo.

Misa. El obispo chimbotano se comprometió en oficiar una misa en la plaza de armas cuando entreguen los cuerpos de los campesinos para darles cristiana sepultura.

También prueba culpabilidad de Alberto Fujimori

La Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) señaló que las exhumaciones de los restos hallados en la provincia de Virú también confirmarían una vez más la culpabilidad del régimen de Alberto Fujimori, en el asesinato del Santa.

La representante de este organismo, Gloria Cano, quien se encuentra en la zona, subrayó que existen considerables elementos que evidencian que los restos hallados el pasado jueves corresponderían al caso de desaparición de campesinos.

“Este hallazgo confirmaría la culpabilidad del Grupo Colina en los hechos que ocurrieron en el año 1992, cuando Alberto Fujimori era el gobernante, y en la época en la cual se creó ese destacamento de aniquilamiento”, anotó la abogada.