Chimbote Al Día

Fiscalía pide diez años de prisión para congresista López Córdova

Junto a su esposo, legisladora registra depósitos bancarios por más de 2,4 millones de dólares, que no se justifican con su sueldo en el Congreso ni la actividad pesquera, entre 1996 y 2003.

César Romero C.

Una condena de diez años de prisión, pidió ayer la Fiscalía,  ante el Poder Judicial, para la congresista fujimorista María Magdalena López Córdova por delito de enriquecimiento ilícito entre los años 1996 y 2001.

De acuerdo con la Fiscalía, la congresista de Fuerza Popular y su esposo Erlis Jhonson del Castillo Cañari presentan una desbalance patrimonial o enriquecimiento indebido de 2,458,268.45 dólares.

La acusación fue presentada por el fiscal Hamilton Castro Trigoso, del 4º despacho de la 2a fiscalía especializada en delitos de corrupción de funcionarios, ante los juzgados anticorrupción de Lima.

Hamilton Castro también solicitó ocho años de cárcel para Del Castillo Cañari, como cómplice del delito atribuido a López Torres, “a través de la adquisición de embarcaciones pesqueras y depósito de dinero en cuentas bancarias”.

De esta manera, se espera que en las próximas semanas, y tras cuatro años de investigación, el Poder Judicial disponga que este caso, que se inició el 2009 en la fiscalía de la Nación, pase a juicio público.

CONGRESO

La fiscalía subraya que “el desbalance patrimonial se produjo en el período temporal en que López se desempeñó como personal de confianza de la congresista  Luz Salgado Rubianes, quien la llevó o seleccionó para trabajar en su despacho congresal” en 1996.
En principio, la fiscalía señala, de acuerdo con los peritajes contables, que entre 1996 y 2003, López Córdova presenta un desbalance  personal de  264,189.61 dólares, que resulta al comparar sus ingresos y sus gastos.

Así, en ese periodo, sus ingresos como empleada del Congreso, principalmente, ascendieron a 58,243.31 dólares, sin embargo, sus gastos sumaron 171,833.61 dólares, más depósitos bancarios en efectivo de procedencia no justificada por 132,116.54 dólares.

En sus gastos se incluyen los 165 mil dólares que utilizó en la compra de las embarcaciones pesqueras Asmar I y Asmar II.

En tanto, en ese mismo periodo, su cónyuge registra ingresos no justificados por  2,086,769.14 dólares, que la fiscalía considera pertenecen en realidad a López Córdova.

La fiscalía llama la atención al hecho de que es recién a partir de su relación con la hoy congresista de Fuerza Popular que Erlís del Castillo empieza un despegue económico no justificado, que hasta hoy no se detiene.

Al respecto, se indica que mientras en 1996 Del Castillo registró depósitos bancarios por solo 16,718.41 dólares, a partir de 1998, año que se se conoció y empezó su relación con López Córdova, estos se incrementan considerablemente.

MÁS BARCOS

Para el año 2001, los depósitos bancarios de Del Castillo llegaron a totalizar 12,385,477  nuevos soles, equivalentes a 4,635,975.92 dólares, "que no se justifican ni siquiera considerando ventas no declaradas a la SUNAT.

Erlis del Castillo asegurá que el origen de toda esta fortuna proviene de sus ahorros como trabajador ilegal por tres años en Japón, parte de lo cual giró a su familia y 100 mil que pudo repatriar en efectivo.

Sin embargo, hasta ahora no ha podido justificar documentariamente estos ingresos, pues no registra salidas del país con su nombre.  

María López y Erlis del Castillo afrontan una segunda investigación por lavado de activos. En marzo del 2005, la fiscalía recibió información de que ambos actualmente tendrían 11 embarcaciones pesqueras.

ABOGADO DEFENSOR: LA ACUSACIÓN NO TOMA EN CUENTA LA PESCA ARTESANAL

"Esta es una acusación formal que se aclarará en la etapa de control de acusación que tendrá que realizar el juez. La acusación se basa en un peritaje de la pesca industrial, sin tomar en cuenta la pesca artesanal de consumo humano que realiza el señor Erlis del Castillo desde 1996, antes de conocer a la congresista", declaró el abogado defensor, Mateo Castañeda.

Además, en su declaración ante la fiscalía, la propia congresista aseguró que los 160 mil dólares que utilizó en la compra de las embarcaciones Asmar I y Asmar II fueron producto de un préstamo personal de Jorge Hernández

Por su parte, Erlis del Castillo ha dicho que el origen de su riqueza proviene de su trabajo como inmigrante ilegal durante tres años en Japón.

En tanto, la fiscalía solicitó el decomiso de los barcos Asmar I y Asmar II.



Tomado de  la Reublica.
Video America Noticias.