Chimbote Al Día

Los Peces del Escudo de Chimbote

La insistencia que el alcalde Luís Arroyo Rojas pone para cambiar el Escudo de Chimbote tomando como base información interesada, la que entre otras cosas cuestiona los peces del Escudo, en el sentido de que son plagio de la cultura Paracas y no son peces Mochica, como la arquitecta ganadora del concurso de 1966 lo describiera, me obliga a dar mi opinión por este medio de comunicación para que los chimbotanos la conozcan.

Sabido es que la cultura Paracas tiene cientos de íconos con expresión y representación zoomorfa estampados en sus tejidos y ceramios representada por peces, culebras y felinos. 

El pez estilizado del escudo de Chimbote, del cual se dice que es un plagio plagio, aparentemente pertenece a la familia de los delfines, (Delphinilae) que cuenta con 32 especies; son mamíferos acuáticos que habitan en casi todos los mares del planeta; aunque viven en mar abierto también hay momentos en los que se aproximan a la playa sin llegar a la orilla. 

Si se considera el pez del Escudo de Chimbote un pez Orca, es de la familia de los delfines, estos peces no exclusivos del mar de Pisco, Paracas o Nazca, o por último del Sur; están en todo el litoral peruano. Quien conozca las aguas marinas de Chimbote sabrá que mar afuera, frente a la bahía hay delfines en abundancia conocidos vulgarmente como "chanchos marinos" se presentan en correntones, bolos y pateaderas, son miles de peces saltando que al pasar sobre ellos un barco de pesca lo escoltan durante toda el recorrido de su zona de hábitat, van nadando a la velocidad del barco a los lados de babor y estribor de la quilla, de cuando en cuando cambian de flanco, el delfín de la derecha se pasa a la izquierda y viceversa, dando un lindo espectáculo a los que van recostados en la borda de proa; eso son estos delfines en el mar de Chimbote. En la playa quien no conoció los bufeos, otra especie de la familia delfines, siempre paseándose retozones de un lado a otro a lo ancho de la bahía dando saltos para recreo de los bañistas.

El delfín del Escudo, que es el pez que aluden, está en posición de salto, representa en el Escudo el salto que dio Chimbote gracias a la pesca industrial que le ganó en calificativo de “primer puerto pesquero del Mundo”. 

Esa visión de identidad no debemos perderla de vista que es la que siempre he visto en el Escudo y se vienen arrastrando cerca de medio siglo, no vengan que no son peces de Chimbote, quien dice así no conoce el mar de Chimbote, no conoció o no conoce la pesca, no está obligado a saberlo, pero puede preguntarle a un pescador o marino familiar que haya salido a pescar en mar abierto o a un amigo que sea actualmente pescador y le dirá lo mismo que yo. 

La ganadora del concurso del Escudo lo pensó así o no, pero un joven chimbotano lo analizará como un lienzo, sus ojos puestos sobre los peces, su imaginación podrá volar en todos los sentidos posibles y se animará a conocer el mar, su mar, sus 200 millas hacia afuera.

Al pez delfín lo escogieron los artistas de la cultura Paracas para adornar sus tejidos y ceramios, como lo escogió la artista para el Escudo de Chimbote, o lo puede escoger un artista de Paita, de Tacna, etc. Nunca la figura estuvo en un escudo de Paracas ni fue el ícono característico de aquella cultura de cabezas alargadas para que se diga que fue un plagio; jamás antes estuvo en un escudo; solo alguien que no conoce (ignorante) o desconoce por malicia puede pensar así. Estos peces no tienen partida de nacimiento. Yo veo al pez y de inmediato lo relaciono con el mar, la riqueza ictiológica y la industria de pesquera de Chimbote.
En consecuencia opino que debe mantenerse el escudo que, como repito, tiene cerca de medio siglo y fue la expresión de una generación histórica de la pesca en Chimbote. No se cambian las cosas así, porque vendría otro alcalde y volvería a hacer lo mismo. 

Chimbote 21 de agosto del 2013

Fernando Bazán Blass